Productores y consumidores digitales: usuarios en busca de experiencias

CHILENOS AVANZANDO EN LA INDUSTRIA DEL TRANSMEDIA

transmedia-wordle

EL FENÓMENO COMIC-CON EN CHILE

Miles de personas esperando fotografiarse con el Doc de Volver al Futuro, 50 finalistas para el concurso de cosplay, más de 20 mil entradas agotadas para visitar los 70 stand y presenciar las charlas sobre comics, cine y videojuegos. Ese fue el saldo de Comic-Con 2014,  uno de los eventos que acaparó las noticias y comentarios en Chile en las últimas semanas, causando furor en el nutrido inicio de las redes sociales, haciéndonos, de cierta forma, partícipes y espectadores de la actividad.

¿Cuáles son las características de este mega evento y de los contenidos que se presentan , que los han convertido en fenómenos tan exitosos a nivel mundial y en nuestro país?

comicon1La Comic-Con ha ido llenando diferentes ciudades del mundo de imágenes e historias, de nuevos relatos y creaciones, y por supuesto haciendo partícipe de sus actividades a miles de fanáticos desde hace ya 40 años. Los fans de los comics y videojuegos concuerdan que es un evento al que  sí o sí hay que asistir, sin embargo ya no sólo se presenta como una congregación de ñoños o geeks, puesto que se reúnen diferentes segmentos, target, edades, géneros y estilos en un mismo espacio.

Este es un punto relevante,  “Ya no es de nicho, es cierto, irán los fans más acérrimos de sagas como Star Wars y similares, pero también es un panorama para toda la familia, tanto para quienes empiezan a adentrarse en el mundo de los comics, la ciencia ficción y la fantasía, como para esos papás que quieren recordar los días en que hojeaban las páginas de un “Condorito”, del “Pato Donald”, o leían las aventuras del “Llanero Solitario”, recalca El Dinamo.

Pero más importante aún es la experiencia. El Dinamo comenta “es un evento donde pasan cosas que no te quieres perder y como dice el sitio web de Comic-Con, “no es una convención, no es una feria, no es una exposición, charla o taller, es una experiencia única en la vida que cuando la experimentas te hace fanático.” Los usuarios en la actualidad ya no son meros clientes/espectadores de lo que ocurre, quieren ser partícipes tanto de forma offline como online. Es entonces cuando hablamos de prosumidor,  término acuñado por Alvin Toffler que hace referencia a un usuario activo que consume y produce, apoderándose de los contenidos digitales transmedia  (concepto que explicaremos a continuación) y de los espacios de la cultura pop.

Por lo anterior, podemos concluir que los prosumidores son los principales asistentes a eventos de la magnitud de Comic-Con, fanáticos de las historietas pero que gracias a internet, las herramientas digitales y redes sociales han encontrado un espacio y forma para ser partícipes de los procesos creativos, de comunicación y difusión, entre otros.

Henry Jenkins, de los autores más importantes del área digital, nos habla de las audiencias y cómo éstas se van comportando de acuerdo a las condiciones del medio, proponiendo el término Convergencia diciendo  “me refiero al flujo de contenido a través de múltiples plataformas mediáticas, la cooperación entre múltiples industrias mediáticas y el comportamiento migratorio de las audiencias mediáticas,dispuestas a ir casi a cualquier parte en busca del tipo deseado de experiencias de entretenimiento. (Convergence Culture: Where old and new media collid)

Es esto lo que ofrecen los contenidos que se presentan en la  Comic- Con, así como también la propia experiencia de vivir el evento. Jenkins lo explica, “en este mundo de la convergencia se cuentan todas las historias importantes, se venden todas las marcas y se atrae a todos los consumidores a través de múltiples plataformas mediáticas”. De esta manera,  nos explicamos las repetitivas imágenes en redes sociales referentes al evento, la preparación de los cosplay, los miles de comentarios de lo sensacional que sería ir, y es un espacio de relevancia a las marcas del medio siendo protagonistas.

This slideshow requires JavaScript.

 

El proceso de la convergencia se lleva a cabo en el cerebro de cada individuo y mediante sus interacciones sociales cada uno construye su “mitología personal a partir de fragmentos de información extraídos del  flujo mediático y transformados en recursos mediante los cuales conferimos sentido a nuestra vida cotidiana” expresa Jekins. Lo que vamos consumiendo y produciendo a diario, va formando la percepción de nuestra realidad, es por esto la importancia de cómo éstos contenidos se presentan e interactúan con el usuario, de forma audiovisual,  comics,  videojuegos, películas, series, entre otros. En este contexto se generan los contenidos TRANSMEDIA,  los cuales integran a la audiencia sin miedo de los propios autores, tomándolos como una opción para enriquecer la experiencia.

LA EXPERIENCIA DE LOS TRANSMEDIA 

El concepto transmedia fue definido por Henry Jenkins  en el 2003 haciendo referencia a la experiencia narrativa que se presenta en diversos medios o plataformas, “en las narrativas transmediáticas cada medio/plataforma cuenta una parte diferente de un gran mundo narrativo. Lo que se ve en la pantalla no es lo mismo que se lee en el libro o se hojea en el cómic” (Hipermediaciones, C. Scolari) , a diferencia de lo  “intersemiotico”, con exponentes como la película El código da Vinci basada en libro homónimo.

Los contenidos transmedia tienen como principal elemento el Storytelling, una nueva forma de contar historias en la actual industria cultural y digital, creando mundos de ficción de forma colaborativa, en foros, redes sociales, creando historias paralelas , personajes y conceptos. Jenkins en Converge culture,  reafirma que “ninguno de nosotros podemos saberlo todo; cada uno de nosotros sabe algo; y podemos juntar esas piezas si combinamos nuestros recursos y habilidades. La inteligencia colectiva puede ser vista como una fuente alternativa de poder mediático”. Pero no podemos dejar de mencionar que los avances de la tecnología y la comunicación han propiciado estos relatos, en donde los prosumidores tienen las herramientas para acceder a la información, y a su vez, ser creadores de mundos.

En la Comic-Con 2014  fue presentada Puzzle Negro , la primera novela policial transmedia de nuestro país que ya consta con 2 capítulos al aire en su canal de youtube y su sitio web. Por medio de comics, entrevistas a importantes autores de novela policial chilena, y capítulos de ficción se cuenta la historia de Dantés, un detective que junto a sus colaboradores, resuelve acertijos en intrincados laberintos de pasión, venganza y muerte.

 

Juan Guillermo Prado, director y Carlos Tromben, escritor, comentaron a Radio Bio Bio que ven al transmedia y la novela policial como herramientas para acercar a los jóvenes a la literatura. Puzzle Negro mezcla la literatura con lo audiovisual y en 6 capítulos de 15 minutos se resuelven diferentes acertijos, mismo objetivo que tendrá el videojuego a estrenarse próximamente. “La incorporación de diversos medios sirve no sólo para atraer al espectador hacia el elemento narrativo principal, sino que también pretende completar la narración enriqueciendo globalmente la experiencia”, señala Juan Guillermo Prado.

Esta es la nueva apuesta del área transmedia en Chile, pero hagamos correr la máquina del tiempo del Doc Emmett para revisar cuáles han sido los predecesores en nuestro país, cómo es el proceso creativo y cuáles son las principales dificultades que han tenido los autores chilenos.

CHILENOS PRODUCTORES Y CONSUMIDORES DE NARRATIVAS TRANSMEDIA 

El panorama del transmedia en Chile no ha sido un tema muy profundizado, pero gracias a la investigación La experiencia de las narrativas transmediáticas en Chile, de José Manuel Bustamante, Carlos Andueza y Karina Mondaca de la Universidad de Chile, tenemos una rica fuente de entrevistas a autores que entregan respuestas claves para entender el contexto en que se ha desarrollado este concepto.

policiaAlgunos ejemplos chilenos de narrativas transmedia son Policía del Karma (Jorge Baradit y Martín Cáceres),  Duarte e Ibarra,  spin off de Témpano (Francisco Ortega), Mortis (Miguel Ángel Ferrada) y la presencia del Estudio Creativo la Media (Gabriel Mérida), proyectos que han tenido que pasar por diferentes barreras para llevarse a cabo. El surgimiento de estos proyectos tienen un origen diverso, en donde confluye el contexto tecnológico actual y la determinación de los públicos, en este ámbito Felipe Benavides (Director en ReDragon y gráfico en Mortis) expresa “tanto las necesidades de los consumidores, como los mercados han variado y nos han obligado a buscar nuevas maneras de hacer llegar la obra al público objetivo”.

Además, como en la mayoría de las creaciones artísticas en el país, el presupuesto es un gran tema,  “Yo tendría que haber estado cuatro años con un equipo de trabajo para ‘Policía del Karma’ para afinar todos los detalles, para ver todas las cosas y no es posible porque no hay plata, no hay gente, entonces no hay equipo. ¿Influye en la calidad? Sí, porque quiero hacer muchas cosas y el que abarca mucho aprieta poco. Creo no ha podido crecer todo lo que querría, exclusivamente por la ceguera de quienes tienen las lucas. Ahora, puedes hacer todo gratis, puedes filmar gratis, editar, subir a Internet, distribuir gratis. No hay frenos en ese sentido, hasta ahora. Pero me habría gustado contar con más medios para hacerlo mejor”, comenta Jorge Baradit.

Entre los autores chilenos hay algunas diferencias en cómo ayudan las narrativas transmediáticas para llegar al público, por su parte Francisco Ortega, reconoce la oportunidad de llegar a nuevos públicos mediante todo tipo de formatos “Hay gente que no lee, pero que sí ve tele, o que pesca Twitter, Facebook y se puede dar la lata de ver un video de un minuto y medio de una novela, o de ver un web cómic”. En su contraparte tenemos a Benavides, quien cree que esta situación también puede transformarse en una desventaja: “Una de las cosas que hay en contra, es que cada formato tiene diferente público. Si no se trata bien la obra, podrían quedar piezas importantes en el aire, cosas que el lector de uno u otro formato no entienda porque no vio todo el conjunto”.

No obstante, la citada investigación entrega una conclusión positiva,  es que Chile se encuentra en un buen “nivel” en cuanto a la realización de proyectos transmedia, aunque Ortega se refiere a la mirada económica que influye en este mercado  “En Chile se están haciendo cosas muy choras, que no son tan parecidas a las del resto del mundo, porque acá se hacen como más a pulso. Básicamente porque en Estados Unidos y el mundo tienen industria, y nosotros no”. En lo mismo coincide Benavides, quien reconoce que “Chile ha desarrollado más obras de manera ‘innovadora’ que en Estados Unidos, principalmente porque hay que ‘ingeniárselas’ para llegar al consumidor y el mercado no está regulado como en el país del norte, que tiene una tradición de entretenimiento mucho más fuerte”.

Y claro está, los ejemplos del transmedia a nivel mundial, sobre todo en la industria estadounidense, constituyen una amplia gama de opciones para los usuarios. Uno de los genios de los estudios de transmedia, Carlos Scolari, nos ayuda a comprender el tema en el texto Narrativas transmediáticas: breve introducción a un gran tema de su blog  Hipermediaciones , explicitando algunos ejemplos íconos de estos relatos. Scolari menciona a Disney como unos de los precursores de la generación de contenidos y mundos en diferentes plataformas, pasando por el cine, el cómic, Disneyland, pero hace un incapié en que las narrativas transmediáticas se presentan en “poderosas plataformas participativas que le permiten a los consumidores expandir sus historias preferidas”.

foto1 CSI, 24, Lost, Matrix, Jack Bauer, Marvel y el reciente fenómeno de Games of Thrones se expanden en un relato de múltiples plataformas y un mundo particular en cada una de ellas. Jenkins los denomina como  “condensaciones de imaginario, un capital simbólico hiperconcentrado que puede conjugarse en diferentes lugares, medios y productos para “hacerlo trabajar” y producir ganancias.”

 

En general los autores coinciden en que hay muchos campos semióticos en los que profundizar en cuanto a las narrativas transmedias, y que sumando a las nuevas generaciones de nativos digitales, la ampliación de los medios online, la apertura de ciertas herramientas digitales gratuitas y la generación de espacios y eventos en donde se congregan estas comunidades, será necesario ir actualizándose rápidamente para entender este fenómeno.

Se expande un camino relevante, espacios y formas que comprender y experimentar, un desafío para los medios de comunicación y los comunicadores para repensar en la manera en que interactuamos con nuestro público y la experiencia que generan nuestros contenidos.

“Creemos necesario ayudar a los usuarios a entender que las Narrativas Transmediáticas no sólo moldean y perfeccionan otros mundos, sino también el nuestro. Creemos que el comprender cómo contamos historias, cómo entregamos nuestros mensajes en la actualidad, conforma un gran aporte tanto a la comunicación cotidiana como a la educación de las futuras generaciones…  sepamos que somos libres de utilizar las diferentes plataformas de la forma en que más nos convenga o acomode, significa un conocimiento importante que no debe pasar desapercibido o ignorado. Significa, realmente, que no hay límites ni para crear ni para comunicar.” (La experiencia de las narrativas transmediáticas en Chile). 

Advertisements